Análisis Transaccional

Imagen del artículo sobre Análisis Transaccional de Cepiat - Psicólogos Salamanca

El Análisis Transaccional fue creado por Eric Berne. Es una teoría de la personalidad y una psicoterapia sistemática para el crecimiento y el cambio personal.  Destaca por la profundidad de sus teorías y la amplia variedad de sus aplicaciones. El A.T. es:

1. Una teoría de la personalidad que proporciona una imagen de la estructura psicológica de las personas utilizando un modelo de tres partes conocido como modelo de los Estados del Yo. Este modelo nos ayuda a comprender cómo funcionan las personas y cómo expresan su personalidad en términos de conducta.

2. Una teoría de la comunicación que puede ampliarse proporcionando un método de análisis de sistemas y organizaciones.

3. Una teoría del desarrolo evolutivo utilizando el concepto del guión de vida para explicar cómo nuestros patrones de vida presentes se originaron en la infancia. Identifica tareas evolutivas propias de cada fase del desarrollo humano y establece condiciones y requerimientos mínimos para conseguirlas.

4. Un método de psicoterapia y una teoría de la psicopatología: proporciona herramientas para el cambio en todos los planos psicológicos. Tiene un sistema propio para describir y comunicar las alteraciones psíquicas en conexión con su teoría de la personalidad y explicar la génesis de las alteraciones mentales y del comportamiento. Dispone de un cuerpo teórico propio sobre las etapas y técnicas que se deben aplicar en el tratamiento de las enfermedades mentales.

5. Una teoría del funcionamiento de los grupos y las organizaciones aplicable a grupos grandes y pequeños sean estos terapéuticos, laborales o familiares. En la actualidad hay analistas transaccionales especializados en aplicar estos conocimientos en organizaciones de distinto cariz: empresas, hospitales, escuelas, colegios… La aplicación del análisis transaccional a la comprensión de las dinámicas grupales facilita el desarrollo de técnicas de negociación y de consenso para resolver conflictos.

 

FUNDAMENTOS DEL AT

Destacamos algunos conceptos fundamentales del Análisis Transaccional y su aplicación a la psicoterapia:

1. Estados del Ego

Berne observó, en la conducta de las personas que acudían a su consulta que, a veces, en su forma de hablar, actuar y razonar se mostraban como niños; otras, parecían mayores, mostrándose juiciosos, protectores o críticos. En otros momentos, eran objetivos, tomando, exponiendo y manejando datos y utilizando esta información de manera adecuada para resolver sus problemas.

Estas observaciones llevaron a Berne a teorizar la existencia de unas organizaciones mentales diferenciadas y constantes que comprenden pensamientos, sentimientos y conductas que se activan en diferentes momentos ante estímulos concretos. La identidad de cada persona está compuesta por los tres Estados del Yo y los intercambios con los demás pueden hacerse desde cada uno de ellos, a menudo sin conciencia de cuál es el que está activo en cada momento. El modelo de los Estados del Ego sustenta la teoría de la personalidad que el Análisis Transaccional formula.

Berne, en Análisis transaccional en psicoterapia (1961) estableció que la definición de los Estados del Yo se puede hacer desde diversas perspectivas: “Fenomenológicamente, como un sistema coherente de sentimientos relacionados con un tema dado y, operacionalmente, como un conjunto de patrones de conducta coherentes; pragmáticamente, como un sistema de sentimientos que motiva un conjunto relacionado de patrones de conducta”.

¿Qué es lo importante? Catectizar el estado Adulto del cliente, descontaminarlo y fortalecerlo para que ponga en marcha sus propios recursos para curarse.

2. Los Permisos

También creemos que podemos dar Permisos a los clientes. Según Eric Berne, los pacientes no necesitan consejos o exhortaciones, necesitan permisos. Veamos un ejemplo clásico: el de un hombre que es jugador. Lo que él necesita no es una exhortación a que deje el juego sino el permiso de dejar de jugar, porque él juega porque su estado del Yo Padre le ordena que juegue. El Psicoterapeuta, dice Berne, no es omnipotente pero sí ha de ser más potente que el padre interno del cliente dándole permisos que le permitan dejar de hacer aquello que les hace sentir mal o hacer aquello que sus padres les dijeron que estaba mal desafiando así su guión de vida.

Los permisos más importantes para una persona son:

1. Construye tu vida y vive incondicionalmente

2. Sé tú mismo, hombre, mujer.

3. Puedes estar cerca, intimar o amar.

4. Puedes crecer o comprometerte.

5. Puedes disfrutar.

6. Puedes pensar claro y tomar decisiones.

7. Puedes sentir y expresar lo que sientes.

8. Puedes hacer que las cosas sucedan.

9. Puedes estar sano y bien.

10. Puedes pertenecer a tu pareja y a tu familia.

11. Puedes aceptar tus éxitos.

12. Eres importante.

13. Puedes superar a tus antepasados.

14. Puedes renovarte.

 

3. Los contratos

El AT es una terapia contractual. Dicho contrato requiere de palabras que contengan significado. Si alguien viene y dice que tiene "ansiedad social" le preguntamos "¿Qué significa eso? Entonces él nos puede hablar de que "mi estómago se contrae cuando entro en un lugar donde hay otras personas". Y tú le explicas: "Bueno, entonces para lo que estás aquí es para que cuando entres en un lugar donde hay más gente tu estómago no se contraiga". Esto es un contrato. Como dijimos antes, todos tenemos un estado adulto del Ego que es con el que el terapeuta realiza el contrato y su utilización en psicoterapia permite crear objetivos claros y alcanzables, solucionar problemas y, por último, evaluar los resultados.

En resumen:

1. Los estados del Yo son la llave del AT. El psicoterapeuta analiza el contenido de las transacciones y desde qué estado del Yo provienen. .

2. El psicoterapeuta puede dar Permisos a sus clientes para que dejen de jugar psicológicamente.

3. El AT es una terapia contractual.

Este enfoque se realiza en Cepiat que es un centro de psicólogos salamanca